Bebé Duración Del Frío

¿Su bebé tiene su primer resfriado? ¡Sabemos lo que ayuda!

Así se trata un resfriado en un niño

Si las membranas mucosas nasales se hinchan y liberan cada vez más secreción, esto también estrecha las vías respiratorias ya estrechas. Los primeros signos de un resfriado suelen ser picazón, ardor u hormigueo en la nariz. Poco después, aparece un moqueo nasal, combinado con un aumento de la necesidad de estornudar. El goteo nasal ocurre en el 80% de las enfermedades, lo que lo convierte en el síntoma más común de una infección similar a la gripe. Los virus del resfriado (rinovirus) colonizan la mucosa nasal, que se inflama, se hincha y produce cada vez más una secreción que inicialmente es acuosa. Más tarde, la secreción se vuelve cada vez más dura y da la sensación de una nariz tapada.

Si tiene una fiebre de 39,5 grados, debe proceder como regla general. En casos individuales, tiene sentido contrarrestar esto si nota que el bebé se siente incómodo (por ejemplo, ya casi no bebe).

Lávese las manos y las de su bebé o niño con regularidad. Si está fuera de casa durante mucho tiempo, también puede ser útil desinfectarse las manos en el medio. La fiebre es un importante mecanismo de defensa del organismo y, por tanto, solo debe reducirse en casos excepcionales.

Si los síntomas son insoportables, las compresas frías para las pantorrillas presionan la temperatura hacia abajo. Sin embargo, las vendas para pantorrillas solo se pueden usar si las piernas y los brazos también están calientes. Con la "centralización circulatoria" (cuerpo caliente - brazos y piernas fríos), las compresas para pantorrillas pueden ser muy dañinas. Definitivamente debe consultar a un médico si tiene fiebre alta y si los síntomas de la enfermedad persisten durante varios días. Solo es recomendable tomar medicamentos antipiréticos a partir de una temperatura de 39 ° C. Los niños generalmente reciben paracetamol. El paracetamol no debe tomarse durante un período de tiempo más prolongado o en dosis más altas sin la recomendación de un médico. Los resfriados ocurren con más frecuencia en la estación húmeda y fría, en primavera, otoño o invierno.

Qué llevar en la pañalera de INVIERNO Baby Born en español Bruno y Abril

Especialmente en invierno, las grandes multitudes son un peligro potencial, ya que uno de ellos seguramente tendrá un resfriado. Así que trata de evitar tales multitudes si es posible.

¿Mi hijo es normal?

Especialmente en otoño e invierno, puede suceder que su bebé entre más en contacto con patógenos y se enferme a pesar de la protección del nido. Como resultado, el cuerpo produce más moco como reacción de defensa natural, que se transporta a través de los conductos nasales. Las membranas mucosas nasales suelen estar tan hinchadas que al niño le resulta difícil respirar cuando se resfría. A diferencia de los síntomas de los adultos, sus ojos suelen estar enrojecidos. Los bebés y los niños pequeños también sufren de ganglios linfáticos sensibles e inflamados, especialmente en el área del cuello. Sin embargo, esta hinchazón no es peligrosa y desaparece por sí sola después de un resfriado.

Dado que la nariz de un bebé sigue siendo muy plana y estrecha, la secreción nasal suele durar más que en los niños mayores. Las membranas mucosas de los bebés también son particularmente sensibles y se hinchan con más frecuencia cuando están irritados. Dado que los conductos nasales internos aún son muy estrechos, puede suceder rápidamente que se desarrolle un esnórquel inconfundible. Especialmente por la noche, el difícil suministro de aire puede causar grandes problemas a su bebé. Puede ser difícil conciliar el sueño y permanecer dormido, porque la respiración nasal es apenas posible y, lamentablemente, la nariz tapada la despierta una y otra vez. Aunque el clima húmedo y frío no es una causa directa de un resfriado, aumenta el riesgo de infección a medida que el sistema inmunológico del niño se debilita. Por tanto, los resfriados en los niños son muy frecuentes en los meses de otoño e invierno.

Rotina da Sophia em dias de frio (bebe Reborn ) Malu Altmann

Un aspirador nasal es mejor para eliminar residuos y secreciones de la nariz. Si no está a mano, retuerza un trozo de tejido de celulosa, insértelo con cuidado en una fosa nasal y gírelo suavemente hacia afuera nuevamente. Abstente de usar hisopos de algodón, el riesgo de lesiones es demasiado grande aquí si tu bebé se mueve repentina y bruscamente. Para evitar que le duela la nariz, limpie suavemente la secreción que está saliendo y póngale un ungüento nutritivo a las fosas nasales. Con un resfriado, muchos padres tratan instintivamente de mantener a sus hijos calientes. En principio, esto también es cierto, ya que los síntomas pueden empeorar si el bebé se congela. Sin embargo, no debe abrigar demasiado a su hijo ni darle suficiente aire fresco.

¿Qué medidas pueden ayudar con la tos?

Corta la cebolla en trozos pequeños y ponlos en un paño, que luego atas, o en una toallita o en una bolsa de algodón. El efecto se potencia si machacas un poco más los trozos de cebolla antes de rellenarlos para que salga el jugo. Si no se trata de una secreción nasal inofensiva para bebés, sino de una infección grave, debe buscar el consejo de un médico. Un posible signo de esto puede ser si las secreciones nasales son de color amarillo a verdoso o transparentes y viscosas.

¡Hace frío! ¿Cómo baño a mi bebé?

Por qué esto es así, aún no se comprende completamente, porque la congelación por sí sola no es una razón para un resfriado. Los resfriados se ven favorecidos por el enfriamiento no preparado y las situaciones estresantes que debilitan el sistema inmunológico.

La nariz también está conectada directamente a los senos paranasales, por lo que la infección también puede extenderse allí y producir uno. Se manifiesta como una dolorosa sensación de presión detrás de los pómulos o los ojos. El dolor empeora al agacharse y es especialmente pronunciado por la mañana después de levantarse. La mejor forma de prevenir un resfriado en bebés y niños es evitar cualquier contacto con personas enfermas. Si alguien de la familia se enferma, debe asegurarse de que los pañuelos, platos o cepillos de dientes usados ​​no estén por ahí y que su bebé pueda jugar con ellos.

Y cuando afuera hace frío, nuestro cuerpo intenta mantener esta temperatura ideal y asegurarse de que los órganos vitales no se enfríen. Hay preparaciones especiales para la nariz de los niños que se pueden utilizar sin límite de edad.

¿Cómo proteger a los bebés del frío extremo?

Estos consejos también pueden ser muy útiles:

Pero incluso una fiebre leve que acompaña a un resfriado no es directamente motivo de preocupación. Es cierto que este remedio casero exige mucho de usted: el aroma de la cebolla puede ser bastante intrusivo. Pero una vez que surta efecto, no querrá experimentar un resfriado sin su sobre de cebolla.

Artículos relacionados

Deja un comentario